Lima + 51 (1) 3978476 - +51 933845625
  • Facebook - Grey Circle
  • Pinterest_Mesa de trabajo 1
  • Instagram - Grey Circle

Tienes en la cabeza de abrir tu tienda? ¿Ya pensaste en que es lo que quieres vender? ¿Dónde estará ubicada? Aquí claves para plasmar todas tus ideas en un Plan de Negocios Exitoso y materializar. Vale la pena las tomes en cuenta porque te ayudarán a no cometer errores o por lo menos minimizar el riesgo; porque de que vas a meter las patas lo vas a hacer, pero por lo menos con estas ideas no tan hasta el fondo.

 

1.- Especialización: El famoso dicho; “menos es más” es la clave al momento de decidir abrir tu tienda. Especialízate en una categoría y serás más exitoso. Si vas a vender ropa para mujeres, por ejemplo, focalízate en un estilo particular, un grupo demográfico, un tipo de material. Es mejor venderle bien a un pequeño grupo, que tratar de venderle mal a mucha gente. Es imposible darle gusto a todos.

 

¿Cómo tener la receta para la especialización? Pues eso requiere trabajo y mucho esfuerzo. La idea es entender claramente cual es la oferta existente en tu mercado y ver donde hay un nicho poco atendido o no atendido. Resulta ideal ver que se hace en otros mercados y tomar ideas. Esto requiere tiempo de buceo en el internet o quizás un viaje a alguna ciudad donde haya una oferta completa. Las ideas aparecen en los lugares más insospechados es cuestión de estar alertas.

 

2.- No pretendas que tu tienda te va a sostener económicamente desde el principio: Esto no va a suceder y debes ser realista; la tienda por lo menos al inicio no va a poder pagar la hipoteca de tu casa ni las pensiones del colegio de tus hijos. Date con una piedra en el pecho si por lo menos al inicio paga los costos fijos y quedas como popularmente se dice “tas con tas”.

 

3.- Se pesimista: Tu me dirás que hay que ser positivo, pues si hay que serlo, pero con cuidado. Es bueno planificar un crecimiento lento que poner resultados inalcanzables, luego te frustrarás y querrás cerrar. Para planear ingresos lo más adecuado es asumir que el día que abres la puerta la tienda venderá sólo un 20% de la cuota máxima de venta. Es mejor planificar trimestre a trimestre y no soñar. Imagina escenarios pesimistas para planificar. La idea es que te puedas enfrentar al peor escenario.

 

4.- Tus clientes son tu mayor tesoro: Esto debes tenerlo claro, tatuado en el cerebro. Todas las decisiones deben priorizar al cliente. Primero es él, luego todo lo demás. Si tienes que tomar una decisión respecto una labor administrativa o atender a clientes; la respuesta es evidente. Lo triste es que muchos propietarios se olvidan de esto y terminan por ejemplo atendiendo mal a un posible cliente porque prefieren terminar el inventario. Hacer el inventario es importante, pero más importante es crear una relación con un cliente.

 

5.- Busca un buen equipo: Piensa en esto; ¿invertiste todos tus ahorros en poner tu tienda y vas a tener vendedores mediocres? Es imposible que por más ganas y deseos que tengas puedas estar en la tienda todo el tiempo. Asegúrate de contratar el personal adecuado, uno que disfrute de vender, energético, motivado, con ganas de estar en contacto con el cliente. La clave de un negocio retail no es el producto, ya que el cliente tiene con seguridad cientos de opciones para comprar algo parecido a lo que tu vendes; la clave está en quien lo vende; es él o ella el encargado de generar la experiencia y hacer del proceso de compra algo diferente.

 

Tómate tiempo para entrevistar varios candidatos y recuerda que más importante que el conocimiento y la aptitud es la ACTITUD.

Retail Laboratorio
Lima +51 (1) 3978476 - 933845625
informes@retaillaboratorio.com
www.retaillaboratorio.com