• redes_Azul-02
  • redes_Azul-03
  • redes_Azul-01
  • redes_Azul-05

Primero pasos para convertirte en una persona emprendedora

17 de diciembre del 2019

Por Redacción Retail Laboratorio

El emprendimiento es cada vez más vocacional. Todos los años crece el número de personas que quieren dan rienda suelta a su espíritu emprendedor y exploran la posibilidad de crear un negocio propio, sobre todo entre los jóvenes de hasta 35 años.

Pero antes de que te lances a emprender o de que desarrolles esa idea de negocio que te ronda la cabeza desde hace mucho tiempo, debes cubrir varios pasos fundamentales.

Formación. Tus primeros pasos en el mundo del emprendimiento van a estar llenos de dificultades y de dudas, y vas a tener que prepararte muy bien para saber un poco de todo, desde legislación empresarial básica y financiación hasta gestión.

Por ejemplo, debes elegir bien qué tipo de empresa se ajusta más a tu idea de negocio, si tienes pensado trabajar como autónomo o quieres formar una Sociedad Limitada; tendrás que preparar un plan de negocio y deberás tener muy en cuenta la labor comercial y el marketing.

Elegir un buen equipo. La historia de las grandes empresas está llena de parejas de socios que alcanzaron el éxito gracias a su complementariedad. De hecho, esta es la característica más importante para que el trabajo entre ambos fluya, junto con la implicación y la buena comunicación. Además, debes estar convencido/a de que tienes cierta afinidad personal y de carácter con tu compañero/a.

Para que dos personas sean complementarias deben aportar diferentes conocimientos y tener la suficiente confianza para permitir a la otra desarrollarlas. Es importante que antes de comenzar una relación profesional los socios dejen claros, incluso por escrito, los siguientes aspectos:

  • Sus respectivos ámbitos de trabajo y responsabilidades.

  • Los procedimientos a seguir en caso de que surjan discrepancias: cómo dirimir si una de las socio/as quiere sumar a otra, qué hacer en caso de que uno/a quiera obtener un préstamo con cargo a los fondos de la empresa

mes-del-emprendimiento-2.jpg

Confianza. “Si crees que puedes, ya estás a medio camino”. Tener fe en tu propio negocio es primordial para que pueda funcionar porque, si no la tienes tú, ¿quién crees que la tendrá? El miedo es uno de los grandes enemigos del emprendimiento, provoca que muchas buenas ideas se queden por el camino. Y es cierto que en la aventura del autoempleo te surgirán muchas dudas, pero por eso debes conseguir que la autoconfianza se imponga.

Encontrar recursos. La financiación es una de las llaves de tu aventura empresarial. Si quieres emprender tienes que contar con apoyo financiero y con el respaldo necesario para poder empezar a funcionar. Recuerda que tienes que escoger y definir:

  • La mejor fuente de financiación.

  • El importe que necesitarás.

  • El método de pago que mejor se adapte a tu idea de negocio.