• redes_Azul-02
  • redes_Azul-03
  • redes_Azul-01
  • redes_Azul-05
Resiliencia  Web 6.jpg

LIDERAZGO

Resiliencia; la palabra del momento

La resiliencia; esa característica tan especial que nos hace levantarnos aún en los momentos mas difíciles, no es una virtud de héroes ni paladines de la justicia; son muchas las personas que son así y lo ignoran. 

8 de septiembre 2020

Por Redacción Retail Laboratorio

Resiliencia  Web 3.jpg

¿Qué tienen en común personajes como el científico Stephen Hawking el actor Christopher Reeve -que interpretó a Superman-, la presentadora norteamericana Oprah Winfrey, y la escritora de la serie de Harry Potter, J.K. Rowling? Pues que si prestamos atención a los detalles de sus vidas veremos que todos en algún momento de sus vidas se enfrentaron a situaciones sumamente difíciles; la fatalidad los golpeó sin miramientos (un enfermedad degenerativa, un accidente que lo confinó para siempre en una silla de ruedas, maltrato y violación o pobreza extrema), pero lejos de hundirse, paradójicamente todos ellos salieron fortalecidos del trauma vivido.

Este fenómeno responde al nombre de Resiliencia que según la definición de la Real Academia española, se trata de “la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas”. La psicóloga Emmy Werner (1929 - 2017) fue la pionera en efectuar un estudio, a mediados del siglo XX, respecto de la resiliencia, sus características y cómo se manifiesta.

Resiliencia  Web 2.jpg

Son muchas las personas que tienen entre sus aptitudes la de ser resilientes; pero lo curioso es que no se trata de una característica determinada por los genes. Lo cierto es que se puede aprender a ser resiliente, y no es tan extraño encontrar personas con esta característica; lo que sucede es que las personas ignoran que lo son. Estudios señalan que un 30% de la población lo es y sólo cuando se confrontan a una situación complicada se dan cuenta de ello; esto es cuando logran superar un problema o condición, sobreponerse y continuar adelante.  

Lo complicado está en que para saber si una persona es resiliente, es decir si cuenta con la capacidad de avanzar y continuar después de vivir una experiencia extrema, es que debe vivirla. "Esa es la prueba de fuego, sólo sabremos si somos resilientes el día en que realmente nos confortemos a una situación complicada". Es en ese momento que se descubre esa capacidad, se replantean los valores y se logra un crecimiento después de la adversidad. 

Resiliencia  Web 34.jpg

Cuáles son las características de una persona resiliente: 

1.- Tienen una autoestima sana: Esto no sólo significa amarse así mismo; sino principalmente aceptarse incondicionalmente, abrazar sus defectos y entenderlos con lo cual se mejora el manejo de la angustia y la ansiedad.

2.- Poseen metas y objetivos claros, pero principalmente realistas: Las personas resilientes entienden que no son todopoderosas, por los que las metas están ajustadas a sus reales capacidades.

3.- Manejan adecuadamente sus emociones: Se permiten el sentimiento pero en la cantidad necesaria. Conocen sus procesos emocionales y saben gestionarlos.  Sufren, pero sólo por un tiempo breve, ya que están en la búsqueda constante  de soluciones  en vez de abrazarse a él.

Resiliencia  Web 5.jpg

​4.- No se obsesionan con controlar: Tienen claro que no  pueden controlar todos los detalles a su alrededor y tienen la capacidad de identificar que sí es controlable y que no. No intentan controlar a los otros, pero sí influenciar.

 

5.- Muy buen humor: Es muy probable que hayas conocido a alguna persona que luego de pasar por una experiencia difícil aun enfrenta la vida con optimismo y alegría; esa persona tiene una característica clave de la resilencia; que es la capacidad de reírte de los problemas, de tus propios defectos y errores. 

Para cerrar el "post" de hoy pongo el siguiente ejemplo: dos hermanas, hijas de una madre alcohólica y drogadicta. La mayor decidió seguir los pasos de la madre y pasó su juventud inmersa en constantes problemas ocasionados por la bebida; relaciones sentimentales frágiles, cero estudios y trabajos muy básicos. La otra estudió una carrera, fue una madre ejemplar y logró una familia estable. Cuando les preguntaron porque cada una había tomado ese camino, ambas respondían; "con una madre así como esperabas  que yo fuera".

La primera hermana se quedó en el dolor y no avanzó, la segunda evidentemente resiliente, asume el dolor y lo transformó en un proceso formativo que la hizo superarse y tener la vida que quería.

Los tiempos que hoy vivimos nos obligan a sacar lo mejor de nosotros y muchos nos confrontaremos a situaciones complicadas que pondrán aprueba nuestra capacidad de ser resilientes. Revisa las características que las personas resilientes tienen en común y analiza en dónde podrías mejorar. No esperes a que llegue la tormenta sin un paraguas.  

Logo chico.png
Data Square.png